RSS

Nativos e inmigrantes digitales: un concepto aún lejos de lo óptimo

26 dic

Interesante artículo tomado del Proyecto Educación y Nuevas Tecnologías – Flacso

En los últimos años, he encontrado, cada vez con mayor frecuencia, referencias a la distinción que Marc Prensky realiza entre "nativos digitales e inmigrantes digitales". Actualmente estoy preparando una edición especial de un diario y encuentro alguna referencia a estos conceptos en casi todos los artículos. La semana pasada, estuve en Edmonton participando en ADETA. Una vez más, la referencia a nativos/inmigrantes fue abundante. Personalmente, encuentro esta distinción ofensiva (después de todo, genera conflicto entre inmigrantes y nativos en un tono sutil de intolerancia). David Thornburg lo reconoce y escribe sobre su propia presentación en una conferencia completamente diferente, concluyendo que le debe una disculpa a su audiencia por confiar en la falsa distinción.
¿Por qué la idea de inmigrantes y nativos ha ganado tanto terreno en ausencia aparente de una investigación efectiva?

image Me parece que el concepto de inmigrante/nativo ganó popularidad debido a que expresa las emociones/sentimientos que muchos educadores tienen respecto de la nueva generación de estudiantes. Ellos, al igual que todas las generaciones anteriores, son diferentes. La distinción memorable entre inmigrante/nativo es un tema que se propaga fácilmente entre los educadores, en gran parte porque la ambigüedad intrínseca nos permite ver/contar nuestras experiencias e influir en los conceptos. El sentido que vemos en la terminología inmigrante/nativo es lo que nosotros mismos le adjudicamos a la definición.

Sin embargo, no creo que la distinción tenga mérito más allá de haber sido una frase que sobrevivió al papel desempeñado inicialmente que les permitió a los educadores pensar en los diversos tipos de estudiantes que hoy entran a nuestras aulas.

Exploremos los pensamientos de Prensky acerca de los nativos y de los inmigrantes digitales (parte 1 y 2, ambos archivos en formato pdf).

image Prensky comienza diciendo que los estudiantes de hoy en día son diferentes. Nuestro sistema escolar no está diseñado para responder a sus necesidades. Esta es la primer  gran paso tomado en defensa de su argumento – en su nombre, cambiamos nuestras escuelas porque los estudiantes son diferentes, pero retomaremos esto en breve.

Prensky indica (correctamente, creo) que nuestros estudiantes piensan y procesan la información de manera diferente. Entonces, él da el segundo (y muy) generoso paso: las diferencias entre nuestros actuales estudiantes están atadas a la edad, y no sólo a las experiencias. Como resultado de estas diferencias, nosotros somos inmigrantes; ellos, nativos. La ciencia de la cultura popular es, en consecuencia, un concepto deliberadamente sumado a esta discusión para generar niveles apropiados de discusión. Nos dicen que los instructores inmigrantes digitales hablamos un lenguaje desactualizado. La multitarea está realmente en vigencia (aunque los inmigrantes no lo entiendan – después de todo, la investigación sigue siendo incierta (de todas maneras, esto es sarcasmo).
Entonces, tendemos a inclinarnos a pensar: "cada vez que voy a la escuela tengo que equilibrar hacia abajo". Escucho 1-800 números que son listados en el fondo mientras contemplo un paisaje de estudiantes imposibilitados de conectar sus computadoras a Internet… una voz saturada en estado de preocupación: "por favor, envíe 30 dólares por mes para darles a estos chicos acceso a Internet".

Aquí, Prensky está desdibujando muchos conceptos. Coincido en que los estudiantes están cambiando. Acuerdo en que nuestras instituciones necesitan cambiar. Pero nuestras instituciones necesitan cambiar debido a la creciente complejidad de la sociedad y de la globalización.
Las escuelas y las universidades desempeñan un doble rol: adaptar los métodos de estudio y los modos de enseñanza, transformando estudiantes y preparándolos para desempeñarse en un mundo que se está extendiendo. Esta distinción puede parecer demasiado sutil pero es importante.

¿Por qué las escuelas deberían reaccionar a los métodos de aprendizaje de los estudiantes y de interactuar con el contenido?. Bueno, obviamente si ignoramos cómo interactúan ellos entre sí y con el contenido, los estamos sujetando en gran medida a un modo de pensamiento (lineal, basado en la certeza) que es contradictorio con la forma en que experimentan la vida (compleja, social y colaborativa).
Contrariamente a la visión de Prensky, esta distinción NO está en función de la edad. Está en función de la actitud… experimentación de herramientas de pensamiento.. experiencia con tecnología. En segundo lugar, la educación desempeña un papel en la sociedad que va más allá de reaccionar a las tendencias emergentes. El rol de la educación es el de preparar personas para la vida, para comprometerse en el discurso académico, para despertar y nutrir talentos en estudiantes que todavía no tomaron conciencia, para dialogar críticamente sobre "grandes tendencias" y cómo deberíamos  conducir nuestras vidas en relación a ello. Bastante simple, la educación utiliza las herramientas y los modos de expresión y diálogo de una cultura particular para transformar estudiantes en ciudadanos capaces de abordar los problemas cada vez más complejos del mundo. Prensky descuida esta distinción vital.
Hacia el final del primer artículo de Prensky (p.4), él agrega una discusión sobre la necesidad de enseñar habilidades útiles de pensamiento y de "contenido heredado" (lectura, escritura, pensamiento lógico) y "contenido de futuro" (software, hardware, política, ética). Aquí, él se está moviendo en direcciones más productivas aunque nuevamente desacredito su intento de forzar una dualidad basada en la edad.
La distinción por la edad es completamente falsa, innecesaria y predispone al conflicto. El sistema escolar necesita ser revisado pero, como se menciona con anterioridad, dicha revisión es necesaria debido a que la sociedad ha cambiado, no porque los estudianes tienen iPods. En segundo lugar, la discusión sobre inmigrantes y nativos pasa por alto el hecho de que la generación más joven a menudo comprende la tecnología en un nivel utilitario (es decir, cómo utilizar un software para determinado propósito previsto, pero no mucho más allá de eso). No hay una comprensión en profundidad de las implicciones sociales, las tendencias y conceptos más avanzados (quisiera poder indicar  investigaciones que sustenten esto- pero hasta el momento, mi opinión sólo se basada en lo observado con los estudiantes en el aulas).
En su segundo artículo (mencionado arriba), Prensky continúa su línea general de razonamiento, pero se vale de la neurociencia para sostener sus argumentos. Animaría a Prensky y a otros a revisar el encanto seductivo de las explicaciones basadas en neurociencias (.pdf) antes de comenzar cualquier discurso de investigación que tenga sus raíces en ellas. Como fuimos. Prensky sugiere que porque la gente tiene experiencias diversas, son distintos físicamente, esto entonces requiere que rediseñemos completamente nuestro sistema escolar para adecuarlo con – aquí está la sorpresa – el campo en el cual él asesora: un aprendizaje basado en juegos digitales. En la página cinco de este artículo, se revela la escasez de herramientas de Prensky. Incluso conceptos como "reflexión" deben ser manejados en lenguaje nativo digital. Si todo lo que usted tiene es un martillo… cada problema parecerá un clavo (Maslow)
Dejaré las cosas allí. Podría levantar más críticas hacia Prensky pero me conformo solamente con indicar que: la premisa es incorrecta (y ofensiva), la solución sugerida es incorrecta y la investigación es desvirtuada innecesariamente para llevar a los lectores en dirección al conflicto solamente con una pequeña cantidad de pensamiento crítico. Los artículos de Prensky llevan a los lectores a través de una zambullida demasiado superficial en una piscina muy profunda.
Recientemente participé en un seminario dictado por Susan Crichton y Karen Pegler. Ellas presentaron una la investigación que condujeron en la Universidad de Calgary sobre la distinción entre estudiantes según la edad. Encontraron que los individuos involucrados en tareas basadas en un mismo trabajo tenían una valoración muy similar sobre el uso de la tecnología. Sin embargo, por fuera del lugar de trabajo, la generación más joven, tendía a utilizarla para cuestiones sociales. Mientras está emergiendo la investigación, extraigo algunas conclusiones rápidas:
- el uso de la tecnología está determinado por el contexto, no por la edad.
- nuestro grupo de pares influencia la manera en que utilizamos la tecnología para la socialización.

Aparte de insultar a una generación entera y consentir a las necesidades de los estudiantes más jóvenes, Prensky no nos provee de un modelo fuerte que nos permita  avanzar (a excepción de "utilizar juegos digitales"). Últimamente, he notado entre los educadores una creciente y cada vez más fuerte resistencia al uso de la tecnología en educación. Pienso que estamos en una etapa que nos lleva hacia atrás; demasiados se están quejando de "aburrimiento tecnológico"… demasiadas implementaciones fallaron… demasiadas promesas no se cumplieron, demasiadas presentaciones en sobrevaluadas conferencias, excesiva "retórica electrónica sublime" de pensamiento. El retorno entusiasta al "me he enamorado" de las herramientas de pensamiento a menudo se presenta en relación a la ayuda de la tecnología para correr rápidamente por un tiempo pero, con el paso de éste, el impacto de este acercamiento dañará el futuro, acercamiento menos sobrevaluado al aprendizaje y la tecnología.
Mientras estaba preparando este post, ví un link de Miguel Mc Guhlin al artículo de Jamie McKenzie sobre Nativismo Digital, una crítica de Prensky muy digna de repasar.

Fuente: Blog Conectivismo

Realizaron la traducción y corrección de estilo:
Alejandra Lamberti
Alicia Susana Francia
Ana María Rolandi
Carina Grisolía
Cecilia Inciarte
Corina Rogovsky
Hebe Alejandra Ramello
Horacio Ramón Suárez
Laura Viviana Ruiz
Luis Antonio Garcia
Manuel Gerardo Chávez Angeles
Marcela Inés Liporace Murga
María Cristina Gómez
María José Gassó
Monica Zega De Krutli
Monica María Pronzatti
Nicolás Pedregal
Ramiro Fernando Marin
Rosana Beatriz Mori
Silvana Patricia Daszuk
Stella Maris Fernandez Lemos
About these ads
 
Deja un comentario

Publicado por en 26 diciembre, 2011 en Artículo

 

Etiquetas: , ,

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 225 seguidores

%d personas les gusta esto: